El gabber es un subgénero del techno hardcore que tiene sus orígenes en la Rotterdam de los años 90. Éste surge como respuesta a las nuevas tendencias en la música electrónica del momento, consideradas pretenciosas y "snob".
Los gritos distorsionados con letras extremas al son de los 220 bpms (beats o pulsaciones por minuto) que puede llegar a alcanzar este glorioso o agonizante sonido regentan este estilo de techno agresivo. Movimientos bruscos y estrictos: rodillas arriba y abajo durante horas. Cabezas rapadas, estampados psicodélicos, ropa deportiva y disfraces.